Carrocerías refrigeradas
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Carrocerías refrigeradas: Consejos útiles

Las carrocerías refrigeradas pueden transportar desde productos perecederos, alimentos frescos y productos farmacéuticos. De acuerdo con nuestra experiencia, te damos algunos puntos importantes para lograr el diseño de una caja idónea a las necesidades de tu negocio o cliente.

No olvides considerar lo siguiente:

  • Chasís
  • Volumen en metros cúbicos que planeas cargar
  • Qué productos vas a cargar
  • La temperatura que debes manejar para mantener tus productos
  • Equipo de refrigeración
  • Peso de la carga
  • De qué manera se va a cargar
  • Cómo se va a acomodar la carga
  • La forma en la que vas a sujetar tu carga
  • Cómo se va a cargar y descargar
  • En dónde se va a distribuir su carga

Cabe mencionar que además de elegir tus carrocerías refrigeradas, se debe hacer un buen uso de esta en las diferentes etapas de la cadena de frío y evitar que se rompa para asegurar la calidad y frescura de los productos transportados. Recuerda que una buena caja refrigerada garantiza el transporte seguro de mercancías.

Tomando en cuenta estos puntos, lograrás conseguir una caja refrigerada ideal para transportar tus productos y mantenerlos frescos y protegidos hasta llegar a su destino final, el consumidor.

Te invitamos a conocer nuestro modelo clasico de carrocería refrigerada aquí